miércoles, 8 de junio de 2016

Leyendas Urbanas de terror "Gemelas Malvadas"


LA NIÑA DEL RÍO

Basado en una leyenda Urbana
Escrito por: L.C.D

Cuenta la leyenda que había una niña de 16 años llamada Carla, vivía en un manicomio. Carla era una chica inteligente, extrovertida y buena... nadie se explicaba porque estaba ahí. Sus padres juraban que la niña era problemática y que hacía cosas muy raras desde la muerte de su hermana gemela llamada. Natalia murió ahogada en el río, lo que nadie entiende es porque la asesinaron, su cadáver estaba en el río apareció con una cuerda que rodeaba su cuello. Desde entonces Carla no era la misma, cuentan que salía cada noche al río con unas cuerdas entre las manos y que volvía siempre a la hora en la que fue encontrado el cadáver de su hermana.
Carla llevaba unos meses en el manicomio los médicos querían que saliera, pero sus padres se negaban porque decían que el día 17 de julio fecha en que fue asesinada su gemela , la chica se comportaba como si estuviera poseída, por esto habían decidido internarla en el hospital.
Llego el día 17 de julio Carla empezó a hacer cosas raras, decía frases sin ningún sentido y no dejaba de repetir:"suéltame" " por favor", se acercaba a los médicos y les chillaba "tengo que atarla esta maldecida"... los médicos asustados la llevaron a su habitación, y le inyectaron calmantes, cuando por fin creían que se había dormido, salieron a llamar a sus padres.
Cuentan que cuando llegaron los padres, Carla se había despertado, se había metido en la bañera donde abrió los grifos y se  ahorco... cuando los padres llegaron habían pisadas como si alguien hubiera caminado muchas veces por el cuarto con los pies mojados, al entrar al baño, encontraron el cuerpo de su hija con lágrimas de sangre en los ojos, ahorcada y en el piso encontraron una nota que decía "tu me asesinaste y morirás conmigo".
Al tiempo se descubrió que Carla estaba poseída por su hermana Natalia y que desde entonces cada 17 de julio ésta intentaba matarla, hasta que ese mismo día lo consiguió.
Cuentan que los padres quedaron con  una pena muy grande, puesto que eran sus únicas hijas, y entre ella se asesinaron por competir por el amor de sus padres y cada noche antes de acostarse van a la habitación de las niñas a darles las buenas noches, porque según ellos las gemelas  a veces aparecen amarradas del cuello compartiendo la misma cuerda mojadas y sin dejar de decir que tienen frío, también se dice que se las a visto pasear de la mano, por el río cada día a la misma hora, la hora en la que fueron asesinadas.









 SUEÑOS DE GEMELAS
Se dice que en un pueblo de Alabama, en el que habían muy pocos habitantes, nacieron dos hermanas gemelas. De niñas siempre iban juntas a todas partes, lo compartían todo y nunca se separaban. Siempre se defendían y asumían la culpabilidad de sus travesuras juntas. Nunca se acusaban de nada. Qué más decir, eran las hermanas perfectas.
Ellas eran Lucy y Samantha.
Sin embargo, ya en la adolescencia, a punto de cumplir los 18 años, un chico de 20 años llegó al pueblo. Era alto, rubio y de ojos azules, muy guapo. El chico con el que cualquier chica adolescente desearía casarse.
Samantha se enamoró perdidamente de él, pero sus padres se lo prohibieron, pues creían que todavía era joven para estar con chicos. Sin embargo Lucy decidió cubrir a su hermana cuando se veía con  el, Aunque también era cierto que a Lucy no le parecía bien la relación, pero daría lo que fuera por ver feliz a su hermana.
Un día los padres descubrieron a Samantha, y la castigaron sin poder salir de casa. Además, Robert se mudaba a la ciudad, y no volvería a verlo más.
En un acto de desesperación, Samantha huyó con él dejando a su familia en el pueblo, y a su hermana triste y sola, sintiendo que la habían arrancado un pedazo de ella...
Pasaron los años, y Samantha ya estaba casada con Robert. No mantenía contacto alguno con su familia, ni siquiera con su hermana gemela.
Una noche, Samantha oyó a su hermana en sueños pidiendole ayuda. Se despertó sobresaltada pero no hizo le importo sólo era un sueño.
Sin embargo el sueño se repetía noche tras noche, por lo que Samatha, ya asustada, decidió volver a su pueblo a ver a su hermana.
Cuando llegó, la sorpresa fue enorme, pues Lucy había muerto. Su desesperación fue muy grande, ya que siempre estuvo muy unida a su hermana. Fue a despedirse al cementerio y a llevarle unas flores, cuando recordó el sueño. Ella había estado soñando con su hermana desde hacía una semana, justo después de su muerte, y recordó un mito entre gemelos: pueden llegar a comunicarse telepáticamente. La chica decidida se dispuso a ir esa noche y abrir la tumba de su hermana.
Y dicho y hecho, esa misma noche abrió la tumba de su hermana y lo que encontró fue espeluznante. La tapa del ataúd estaba toda arañada y su hermana ya muerta no tenía uñas, es decir, que no estaba muerta cuando la enterraron e intentó salir de su propia tumba.
Samantha queda desolada al saber que Lucy la estaba avisando en sus sueños y ella no pudo hacer nada al respecto, ya nunca volvió a ser la misma, Lucy había sufrido de catalepsia y fue enterrada viva...


Gemelas

En un pequeño pueblo a las afueras de Londres, por los años 1890, existió una mujer llamada Nicky la cual siempre quiso tener gemelas, éste era su sueño más anhelado, y la vida le dio este gran regalo ya que al dar a luz se llevó la sorpresa de tener en sus brazos los pequeños bebés.
Eran dos rubias de ojos celestes y piel muy blanca realmente unas niñas muy hermosas. Cuando tenían siete años su madre fue con ellas a la escuela las dejo unos metros antes de su destino y les dijo que tuviesen mucho cuidado, ya que llegaba tarde a trabajar y se tenía que marchar, ellas respondieron con un tierno si mami y cruzaron la calle, es en ese justo momento cuando de pronto aparece un camión y las niñas desgraciadamente son atropelladas, las niñas aún con vida pero en un estado bastante mal de salud son trasladadas al hospital ahí residen por un par de semanas cuando su situación empeora y mueren casi simultáneamente las dos pequeñas.
Años después la mujer queda embarazada otra vez, y nuevamente portaba gemelas, cuando nacieron su madre vio reflejadas a las pequeñas que había perdido anteriormente aunque ni su marido ni familiares les encontraba parecido alguno, ni un solo día falló la madre llevaba y recogía a sus pequeñas en el colegio estaba totalmente decidida a no volver a cometer el error por el cual se culpó tantos años, hasta que un día cuando ya las niñas tenían 15 años lograron convencer a su madre con ayuda de su padre que las dejara de acompañar ya que las avergonzaba frente a sus compañeros. Al día siguiente por primera vez partían hacia el colegio las dos chicas solas y la madre al despedirse les dijo "tengan mucho cuidado al cruzar la calle", respondiéndole una gemela con un gesto bastante frío: mamá crees que después de 25 años vamos a cometer otra vez el mismo error.





1 comentario:

  1. Me encanto la siniestra historia de las hermanas gemelas, seguro nunca cometerán el mismo error....

    ResponderEliminar